Monday, December 18, 2006

What Venezuelans voted for: enabling fascism in Bolivia

By granting 6 years to Chavez to do as he pleases, Venezuelans also decided that his foreign policy could become Venezuela's state foreign policy. A first surely in Latin American history that a people vote for their government to be openly out interfering into other people's business. Heck, even in the US you need a Senate vote to declare war. In Venezuela you only need an ambassador to say that Venezuelan troops could come if necessary.

But the effects of the Venezuelan intervention in Bolivia are clearly felt by the population and are amply reported, at least in Bolivian media. Below there is an article published this Sunday in El Nacional, from a Bolivian writer who was on hunger strike for a couple of weeks to protest the abuses committed by the Bolivian MAS at the constitutional assembly at Sucre. In other words, how he had to run for his life, even protected by a chruch, when MAS followers attacked the church. Impressive, and even more impressive was the collusion of the government which refused to send in the police to set public order. Bolivian cops seem to be learning fast from Venezuelan Nazional Guard.

Just a little note: while you read this act of courage and danger by Lechin and his colleagues, think a little bit about the Venezuelan opposition. Will it show half the courage of Lechin to protest in case Venezuela is foolish enough to send troops to Bolivia?

PS: the emphasis in the article below are mine, as reminding us of what is going in Venezuela. And in blue a paragraph which might indicate that Bolivia is already worse off than Venezuela!

--- --- --- --- --- --- --- ---
El fascismo del Presidente

Juan Claudio Lechín W.


A las 3:15 de la tarde tocaron la puerta de la casa parroquial de la iglesia de San Francisco donde llevábamos a cabo una huelga de hambre contra el autoritarismo del Gobierno en la Asamblea Constituyente. La voz, desde afuera dijo traer dulces, y en lo que se entreabrió la puerta metieron un cachorro de dinamita encendido. Ya el día anterior había venido una turba a intentar desalojarnos de la huelga, y en la noche, la protección policial previno que consumaran sus propósitos. Pero, sorpresivamente, al día siguiente, la ministra del Interior, declaró que retiraba las fuerzas policiales de los piquetes de huelga porque la policía tenía cosas más importantes que hacer. Todo resultó estar bien coordinado. A los pocos minutos que la policía abandonó el resguardo se presentó una turba de 200 personas portando cachiporras, látigos y cartuchos de dinamita, un pedazo de la cuál lograron introducir a través de la rendija.

Por precaución la mayoría de los huelguista nos habíamos retirado a un cuarto posterior para prevenir cualquier contingencia. Allí escuchamos los gritos de alarma de los compañeros alertándonos del inminente ingreso del grupo de choque organizado por el gobierno del MAS, por el tan alabado gobierno de Evo Morales.

Esperando que la dinamita estallara, la turba no irrumpió de inmediato, eso nos dio preciosos segundos para escapar por los laberintos y pasillos del enorme complejo de la iglesia de San Francisco, por sus parques internos, por las zonas de retiro hasta terminar dentro del museo detrás de unos tinajones centenarios. Para entonces, los atacantes ya habían destruido la puerta de ingreso, había roto todos los muebles parroquiales, una televisión propiedad de la iglesia y habían robado nuestras pertenencias.

Los hermanos franciscanos consiguieron frenar el desborde de la persecución alegando que ya habíamos salido del predio. Afuera el grupo de choque quemaba nuestros colchones y levantaba sus armas, amenazadoramente frente a las cámaras de televisión.

Los querían matar, esa era la orden, me confesó un agente del Ministerio del Interior que es mi amigo.

Por una puerta lateral logró entrar la prensa y salimos de nuestros escondites para poner en conocimiento público lo sucedido.

Pero ese ingreso de la prensa alertó al grupo de choque quien arremetió nuevamente y rompió, esta vez, la puerta lateral obligándonos a huir por las ventanas, y nuevamente internarnos por los parques, los pasillos y las azoteas de la iglesia. A las 10:00 de la noche aún no había llegado la policía y parte de la turba seguía en las inmediaciones. Gracias al hermano Carmelo pudimos abandonar el recinto en un taxi y dirigirnos a otra iglesia, donde reinstalamos la huelga que duró 14 días.

A partir de estos sucesos, llego a la inevitable conclusión que el gobierno de Evo Morales, financiado por el presidente Hugo Chávez (cuyo embajador en La Paz ha declarado que el Ejército venezolano acudirá a defender a Morales) es un proyecto típicamente fascista.

En primer lugar porque al igual que los arios, se reclaman una raza pura, segundo porque encuentran un enemigo causante de todos sus males, ya no los judíos, sino los mestizos y las clases medias, tercero utilizan grupos de civiles, o sea paramilitares, para agredir a los ciudadanos que disienten, y por supuesto otra característica es la megalomanía del líder, las pancartas de 40 metros de alto con el rostro de Morales que recuerdan al culto a la personalidad de Kim Il Sung o a las estatuas ecuestres de Mussolini. El inmenso aparato propagandístico, manejado y financiado por venezolanos y cubanos, dando mensajes falsos y dirigidos a desconcertar a la opinión pública es otra de las características fascistas, así como el descalificar a cualquiera que no sea servil a su proyecto con calumnias o agresiones físicas.

La huelga emprendida es porque el gobierno no quiere respetar la constitución política del Estado que manda que dos tercios de la Asamblea Constituyente apruebe los artículos constitucionales.

Morales quiere imponer su 51% como mecanismo de redacción de la Carta Magna. Obligados por la sordera, la soberbia y el desdén autoritario del Gobierno, el viernes, cuatro departamentos del país, que representan 73% del territorio, han realizado cabildos y han declarado su autonomía de facto, una forma parecida al federalismo venezolano. Ello se dio, a pesar de la movilización violenta que hizo el MAS con turbas de campesinos pagados y alcoholizados que, hasta el momento de terminar esta nota, dejaron más de 50 heridos y dos muertos.




No comments:

Post a Comment

Comments policy:

1) Comments are moderated after the third day of publication. It may take up to a day or two for your note to appear then.

2) Your post will appear if you follow the following rules. I will be ruthless in erasing any comment that do not follow these rules, as well as those who replied to that off rule comment.

3)COMMENT RULES:
Do not be repetitive.
Do not bring grudges and fights from other blogs here (this is the strictest rule).
This is an anti Chavez blog, with more than 95% anti Chavez readers that have made up their minds long ago. Thus trying to prove us wrong is considered a troll. Still, you are welcome as a chavista to post,> in particular if you want to explain us coherently as to why chavismo does this or that. We are still waiting for that to happen once.
Insults and put downs are frowned upon and I will be sole judge on whether to publish them.

Followers