Monday, April 01, 2013

Talanquerias


Estos años revolucionarios han re-energizado  una costumbre política nuestra: el salto de talanquera. Pero para poder hablar con propiedad veamos primero lo que implica la expresión “saltar la talanquera”.

En ningún caso, esta expresión campesina, se puede traducir con una marca de poder, o de autodeterminación. Por definición, el potro o novillo que salta la talanquera lo hace para salir del pasto de su dueño al pasto de otro dueño.  La talanquera se salta para escapar o para mejorar, pero nunca para liberarse. La talanquera que se ha de brincar para liberarse da a un rio profundo, a una selva oscura, a un páramo frio, a un mundo de incógnitas. La talanquera que separa de la otra hacienda revela mejores pastos, o esconde los látigos. 

Por lo tanto el que salta la talanquera nunca ha de ser admirado, a menos que la talanquera mire al vacío. Y pocos lo han hecho porque pocos están dispuestos a arriesgarlo todo por la libertad, a aceptar que fuera del corral existe el riesgo de nunca más tener seguridad. Mejor saltarla al vecino, porque otro tipo de seguridad habrá y algo de comida se tendrá. Y ¿Quién quita? podré saltar atrás tal vez.

Hablemos ahora de los saltos recientes.

Existe un salto de talanquera más bien admirable, el que hizo gente como Ismael García. Él, como Falcón, dejaron al chavismo sin ninguna garantía de ser recibidos en ninguna parte, sin ninguna protección en contra del látigo del amo. Lo poco que tenían de capital político lo arriesgaron, y mucho perdieron. Si, terminaron en la hacienda de al lado, pero entraron por el portón, no brincando, no como becerros arriados.

Pero a parte de estos saltos, los otros han sido, digámoslo sin pena, más bien despreciables.

Hay una cierta variedad, un grado diferente de desprecio a calificarlos. Por ejemplo cuando los artistas lo hacen nos demuestran más bien que un artista nunca se debería meter en política porque de eso ni saben ni entienden. Siempre se ve lo feo primero: lo que más buscan los faranduleros es adulación y plata. Además nunca los artistas de alto nivel saltan talanqueras. Los que la saltan son payasos interesados, o frustrados. Y es peor cuando dicen que en realidad siempre fueron chavistas pero que se tardaron una década en darse cuenta de ese defecto. Supongo que podemos conseguir algo de misericordia para ellos ya que un artista, casi por definición, no tiene una buena relación con la realidad.

Pero hay otros saltos que no tienen perdón, aunque sean en el fondo inocuos. Es el de los políticos que en 99% de los casos saltan la talanquera porque su mediocridad no les da vida en su hacienda. Si, existe un escaso 1% de políticos que aceptan ser ministros de un presidente de la otra hacienda. Pero en general hay razones de peso, y hasta la aprobación del ganado.

Dividamos en dos estos casos, los ridículos y los penosos.

En el ridículo tenemos por ejemplo a William Ojeda y a un tal Paraqueima de Anzoátegui. Lo ridículo es que ellos son esos que saltan y resaltan la talanquera, demostrando su absoluta falta de carácter, ética, inteligencia, pero si precisando su sobresalido ego y ambición. Hoy en día, ni los chavistas algo agradecidos por la voltereta les gusta retratarse con ellos.

En el grupo de los penosos tenemos el recién y patético ejemplo de Ricardo Sánchez.  El tendrá sus razones pero aparece no solamente como un malagradecido sino también como un idiota.

Malagradecido porque fue un dirigente estudiantil no muy dotado comparado a otros que si están subiendo escalafones sólidos en la oposición. A Ricardo Sánchez le dieron todos los chances y los desaprovechó todos. Él fue el único a quien le permitieron ser diputado suplente sin merecerlo cuando a otros dirigentes se les negó la opción.

Idiota porque si ese niño tuviese inteligencia política en verdad, siendo el suplente por Baruta JAMÁS se hubiese expuesto a ese bochorno. ¿Cómo puede ese ingenuo pretender que todavía representa algo en Baruta, que de paso, siempre voto por Capriles masivamente? ¿En verdad se paseará por la idea que hay baruteños agradecidos por lo que hizo?  Por lo menos Ojeda en Sucre puede todavía pretender a algo de representatividad, quedan chavistas allí. Yo apuesto ahora con quien sea  que cualquier elección de Baruta donde Sánchez  se atreva a presentarse no sacará 10%. Ni Las Minas de Baruta votarán por él.

No comments:

Post a Comment

Comments policy:

1) Comments are moderated after the fourth day of publication. It may take up to a day or two for your note to appear then.

2) Your post will appear if you follow the basic rules. I will be ruthless in erasing, as well as those who replied to any off rule comment.

3) COMMENT RULES:
Do not be repetitive.
Do not bring grudges and fights from other blogs here (this is the strictest rule).
This is an anti Chavez/chavismo blog, Readers have made up their minds long ago. Trying to prove us wrong is considered a troll. Still, you are welcome as a chavista to post if you want to explain us coherently as to why chavismo does this or that. We are still waiting for that to happen.
Insults and put downs are frowned upon and I will be sole judge on whether to publish them.

Followers